noviembre 03, 2014

Espiral

Un deja vú.
Las maletas, el silencio, la ausencia.

Ahora comprendo esa cosmovisión de la espiral: todo se repite hacia el infinito.
Y tarde o temprano estaré dejando la misma despedida -con las mismas letras, el mismo dolor- en el buzón de una casa que no se abre más para mí.

No hay comentarios: